COMO TENER UNA BUENA POSTURA FRENTE A LA PANTALLA DEL ORDENADO

La gente que trabaja en oficinas pasa mucho tiempo frente al ordenador por eso es necesario dedicarle unos minutos a adoptar una buena postura frente a la pantalla. Los malos habito y las malas posturas acaban provocando dolores de espalda, nuca y rodillas, entre otros. Hoy os traemos unos consejos para que os cuidéis y trabajéis cómodos.

 

INSTÁLATE CON UNA POSTURA CORRECTA

Para encontrar la postura correcta hay que tener en cuenta la regla de los 90º. Debemos sentarnos al fondo de la silla y regular la altura de la misma de manera que nuestros pies siempre estén apoyados en el suelo. La columna tiene que estar siempre recta y formar un ángulo recto con nuestros muslos. La espalda completamente apoyada en el respaldo y los hombros tienes que estar relajados.

Los antebrazos tienen que estar en horizontal, un poco abiertos y en paralelo a la mesa, en un ángulo de 90º respecto a los codos.

Las rodillas también tienen que formar un ángulo de 90º flexionadas ya que, nos da una buena circulación sanguínea, debemos evitar cruzar las piernas ya que es perjudicial para rodillas y pelvis.

AJUSTA LA PANTALLA

Si quieres saber cuál es la distancia adecuada entre tu pantalla y tú, tienes que mirarla de frente y estirar los brazos. Esa es la distancia, como mínimo entre 50 y 70cm dependiendo del tamaño de la misma.

El ángulo de visión correcto es de unos 20º respecto a la pantalla. Debes colocar la cabeza de manera que solo moviendo los ojos puedas ver todo el contenido de la pantalla. Es muy aconsejable regular el brillo para que no nos provoque fatiga visual.

AJUSTA EL ESPACIO DE TRABAJO

Es muy importante ajustar la altura de tu mesa, debería de ser de 60 a 80 cm dependiendo de tu estatura. Si puedes, coloca la mesa perpendicular a la ventana para no tener una gran exposición a la luz del día y usa una lámpara para adecuar más la iluminación.

ESTÍRATE

Quita cada cierto tiempo la vista de la pantalla y mira algo que este lo más lejos posible, esta pausa visual es ideal. Mira lo más lejos posible y a elementos de diferentes colores.

Es importante cambiar de postura cada cierto tiempo, varia la inclinación de tu espalda. Haz pausas de unos 5 minutos cada hora si trabajas de forma muy continuada, muévete, respira y estira.

No Comments

Post A Comment