Destructoras de papel. Su funcionamiento e importancia.

Las destructoras de papel homologadas tienen una función imprescindible en la oficina. Nos permite la destrucción de soportes con información delicada para la empresa. También para destruir la información acumulada e inservible.

¿Por qué debemos tener una destructora de papel?

Con los últimos avances tecnológicos el robo de información está a la orden del día, por esta razón es imprescindible contar con un método para deshacerse de estos documentos que puedas perjudicara a la empresa.

Su funcionamiento es muy sencillo: basta con poner el folio en la abertura de la máquina y presionar un botón. Después solo hay que recoger las tiras desechadas y tirarlas a la basura.

Tipos de destructoras de papel. 

Hay muchos modelos de destructoras: Destructoras de papel, de CD´s, de tarjetas, de papel por grapas…

Vamos a explicar cómo funcionan estas máquinas imprescindibles en las oficinas.

Lo esencial de las destructoras de papel con sus cuchillas, situadas en la parte superior encima del recipiente a donde caen las tiras.

En las máquinas de mayor tamaño los fabricantes de destructoras suelen incorporar un aceite para lubricar las cuchillas y que así se mantenga su buen funcionamiento.

Otros modelos cuentan con un sistema automatizado a un lado de la destructora, que se reutiliza añadiendo más aceite.

Las cuchillas de distintas destructoras funcionan a velocidades diferentes. Cuánto más veloces y fuertes sean, el corte y la cantidad de folios destruidos aumenta. También, dependiendo de su tamaño podrán destruir folios de formatos más grandes o más pequeños.

Capacidad de almacenaje de las destructoras de papel.

La capacidad de almacenar basura de las destructoras más usadas suele ser de entre 17 y 23 litros, existiendo alguna que pueden llegar a almacenar los 84 litros. Hay algunas destructoras que no tienen papelera, pero sí disponen de unos brazos en los que se puede colocar una.

Una de las primeras cosas que hay que hacer es leer el manual de instrucciones para saber cómo funciona ya que no todas lo hacen de la misma manera.

Cada destructora de papel cuenta con sus características propias. Una vez leído y entendido se puede proceder a usarse.

Después pasamos a la destrucción de los documentos. Cuando el folio pasa por el sensor de la máquina, esta empieza a triturar el documento a diferentes velocidades en función del material que se quiera destruir.

La mayoría de destructoras tienen una técnica de reversa, si el material no se ha podido destruir correctamente la destructora vuelve a intentarlo hasta que lo haga. Cuando detecta que la papelera está llena se para automáticamente.

Es importante no forzar la entrada de folios, lo mejor es dejarla funcionar por si sola.

En función de la información tratada por tu empresa necesitaras una destructora u otra. En Soluciones Inteligentes se aconsejamos y damos la mejor opción para tu empresa. Pide información sin compromiso: En el 968 103 461  o mediante correo electrónico.

No Comments

Post A Comment